Activar CarPlay en Audi Q7, a partir de 2015

CarPlay funcionando en un Audi Q7 4M

Si tienes un Audi Q7 de la generación 4M fabricado a partir de 2015, puedes activar CarPlay y Android Auto en Audi Q7 con tan solo una activación en el software de tu sistema. Por supuesto esta activación es también posible en sus variantes SQ7, RSQ7.

Trabajamos sobre el sistema original del coche, por lo que la integración es 100% original y fiable. Al instalar la nueva versión de software en tu coche, el sistema CarPlay o Android Auto quedará tal cual vendría de fábrica en un coche que trajera este equipamiento de Audi Smartphone Interface.

Para que tu sistema sea compatible, debe estar fabricado en 2015, 2016, 2017, 2018, 2019, y debe contar con dos puertos USB en el apoyabrazos. Si tu Audi Q7 cumple con este requisito y estás interesado, escríbenos pulsando el botón azul a continuación. Envíanos una foto con la versión de la navegación que llevas pulsando las teclas NAV/MAP arriba + MEDIA abajo.

Te diremos como proceder en tu caso para la activación de CarPlay en Audi Q7. El trabajo incluye actualización de software, activación y codificación.

Cómo hacer CarPlay inalámbrico en Audi

Pincho USB CarPlay inalámbrico

El único hándicap de este sistema es que trabaja por cable, como ocurre con el sistema original de fábrica de Audi. Sin embargo, la solución es muy sencilla, y tampoco requiere de desmontar ningún componente. Comprando una caja USB puedes tener CarPlay inalámbrico y Android Auto inalámbrico en Audi Q7.

Solo tenemos que conectar la cajita al puerto USB de nuestro Audi y conectar nuestro iPhone a la misma por Bluetooth o Wi-Fi. Con esto, aparecerá Apple CarPlay inalámbrico en Audi, directo en la pantalla de nuestro coche sin necesidad de instalar nada ni sacar nuestro teléfono del bolsillo.

El sistema es tan rápido, que cuando se enciende la pantalla al dar contacto, ya estaremos viendo Apple CarPlay o Android Auto, por lo que la comodidad es máxima, y nos hace olvidar el hecho de andar conectando y desconectando, que en trayectos cortos acabamos por no conectar nada.